FisioterapiaTerapias y Tratamientos

Qué es la Fisioterapia

La Fisioterapia es una disciplina de la salud que ofrece una alternativa terapéutica (y no farmacológica) que, en la mayoría de los casos, ayuda a paliar y aliviar los síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas. Frecuentemente se relaciona la Fisioterapia con el masaje, pero su arsenal de técnicas terapéuticas es mucho más amplio.

La fisioterapia no se limita a un conjunto de procedimientos o técnicas. Se trata de un conocimiento profundo del ser humano. Por ello es fundamental tratar a cada paciente en su globalidad bio-psico-social por la estrecha interrelación entre estos tres ámbitos diferentes.

Seguir leyendo

La fisioterapia se dedica al estudio de la vida, la salud y las enfermedades  de las personas desde el punto de vista del movimiento corporal humano. El papel del fisioterapeuta es buscar el desarrollo adecuado de las funciones que producen los sistemas del cuerpo, donde su buen o mal funcionamiento, repercute, entre otras cosas, en la cinética o movimiento corporal humano.

La fisioterapia y, en concreto, el fisioterapeuta, como agente de salud, trabajan para la prevención, curación y paliación de los problemas musculo-esqueléticos y posturales.

Conceptos

La palabra Fisioterapia proviene de la unión de las voces griegas: physis, que significa naturaleza y therapeia, que quiere decir tratamiento. Por tanto, desde un punto de vista etimológico, fisioterapia ophysis-therapeia significa “Tratamiento por la Naturaleza”, o también “Tratamiento mediante Agentes Físicos”.

Según la Confederación Mundial para la Fisioterapia, la fisioterapia tiene como objetivo facilitar el desarrollo, mantenimiento y recuperación de la máxima funcionalidad y movilidad del individuo o grupo de personas a través de su vida.

Qué es y para qué sirve la fisioterapia

El Fisioterapeuta es un profesional sanitario con formación universitaria. Sus competencias quedan recogidas en la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias. La titulación ostentada es la de Diplomado en Fisioterapia (3 años). Según la nueva normativa, de adecuación al espacio europeo, será el Título de Grado en Fisioterapia (4 años).

Como profesional universitario su formación está garantizada por un Título Oficial, con las garantías de contenidos y horas de prácticas obligatorias que ello conlleva (unas 2300 horas de formación en la actualidad que se convertirán en más de 4000 con el nuevo Título de Grado en Fisioterapia).

Posterior a sus estudios universitarios, su formación se ve enriquecida con formación continuada en las técnicas y métodos más novedosos, siempre al amparo del aval que le proporciona pertenecer a la comunidad científica.

El fisioterapeuta puede ofrecerle múltiples soluciones a sus problemas de salud, garantizando siempre su seguridad, fiabilidad y eficacia.

Si aun así, te queda alguna duda sobre lo que un fisioterapeuta puede hacer por ti, échale un vistazo a estos videos.

Algunos procesos en los que interviene la fisioterapia

La Fisioterapia intervendrá en los procesos patológicos de todas las Especialidades Clínicas siempre que en ellos esté indicada la aplicación de cualquiera de las modalidades de Terapéutica Física antes descritas, siendo el fisioterapeuta el responsable de la valoración y planificación de objetivos y medidas terapéuticas propias de la Fisioterapia:

Ver procesos
  • Obstetricia y ginecología: Reeducación pre y post parto, incontinencia urinaria, etc.
  • Atención de problemas del sistema vascular, atención de amputados, drenajes linfáticos y venosos, etc.
  • Neurología: ciática, hernia de disco, hemiplejías, esclerosis múltiple, parkinson, parálisis de origen neurológico, TCE, lesión medular, etc.
  • Gerontología: pérdida de movilidad y funcionalidad del paciente anciano.
  • Neumología: EPOC, fibrosis quística, lobectomía, etc.
  • Traumatología y Ortopedia: esguinces, fracturas, luxaciones, roturas musculares, lesiones deportivas, desviaciones de la columna, recuperación postoperatoria.
  • Reumatología: artrosis, artritis, fibromialgia, calcificaciones, osteoporosis, espondiloartritis, etc.
  • Cardiología: reeducación al esfuerzo de pacientes cardiópatas.
  • Oncología: linfedemas post-mastectomía.
  • Rehabilitación.
  • Otras: alteraciones psicosomáticas, estrés, etc.

 

En función de la patología o la lesión, la fisioterapia en algunos casos es terapia de primera elección, y en otros es un apoyo de gran ayuda al tratamiento médico o farmacológico.

Para más información detallada de las patologías que tratamos visita nuestra sección Qué tratamos.